miércoles, 8 de julio de 2015

Mi Camino Francés 2015, a pie.

Casi todo el que me conoce, sabía que esta aventura de hacer "solo, con mi mochila y a pie", el Camino de Santiago desde Francia: Saint Jean Pied de Port a Santiago de Compostela, era un proyecto personal, ansiado y aparcado para cuando me jubilara o jubilase.
En el Monte do Gozo, la puerta de Santiago de Compostela
Llegó el momento, y como tantas otras veces en mi vida, he tenido la gran dicha de ver hecha realidad una ilusión, con la gratificación y recompensa doble, por un lado, la de comprobar como un plan te sale adelante de forma sobresaliente en todos los aspectos, salud y estado mental y físico, y por otro lado, el sentir que he recopilado un cúmulo de sensaciones, experiencias, vivencias y recuerdos que para mí solamente quedan y que tienen el sello de irrepetibles.
Por otra parte, en mi interior sé sobradamente que, más tarde o temprano, si Dios quiere, volveré al Camino, puesto que, al menos para mí, su llamada es irresistible. Sé también, que nunca ha habido ni habrá dos Caminos iguales (van 7), ya que jamás se muestra igual, porque sus mil caras y paisajes se adaptan a la persona y a sus circunstancias y ahí está su grandeza y su ilusionante mágico poder de atracción.

Ahora que me dispongo a hacer reseña de tan magno acontecimiento, me doy cuenta de que narrar o describir lo vivido en más de 800 kms, durante 30 días, es algo harto difícil y complicado, por lo que he optado por resumir en tablas de datos y en montajes fotográficos toda la información que tengo y he obtenido del Camino, dedicándome más tranquila y reposadamente a contar mis sentimientos y vivencias con otros peregrinos y peregrinas, protagonistas auténticos de mi experiencia y muestra palpable de que "nunca jamás he estado solo" aunque saliera de mi casa en soledad y haya caminado conmigo mismo cuando así lo he deseado o necesitado.

Poco a poco, tranquilamente, os contaré, en este nuestro blog, a modo de crónicas sobre:
  1. Los formidables peregrinos toledanos, mis inolvidables amigos: Antonio, Miguel y Vicente.
  2. El pequeño-gran peregrino, el maño Onésimo.
  3. Japoneses y Coreanos del Sur en el Camino.
  4. El superperegrino y mago del Camino: Tomy, conocido en Hontanas.
  5. Albergues y Hospitaleros y Hospitaleras. 
  6. Los peregrinos-mendigos.
  7. La Mujer en el Camino.
  8. La impresionante etapa del Camino más profundo y solitario: Triacastela - Samos - Sarria.
  9. Los últimos 100 kms.
  10. Mis fundidas botas ocupando un lugar de honor en el Camino: el Monte do Gozo.
Y nada más, únicamente me queda animaros a hacerlo entero o en parte, pero eso si, viviéndolo en su total intensidad, sin trucos de turista, ni recortes que desmontan la autenticidad del Camino. Para sentir el Camino hay que sufrirlo, hay que vivirlo pisada a pisada, tal y como le toque mostrarse.

Si necesitáis consejo, ya sabéis donde encontrarme.
El Camino llama y hay que responder.
Te espera pacientemente a que vayas hacia Él.

Recorrido de mi Camino - Track descargable:


Datos del Camino - Para todos aquellos que se animen a la aventura de hacerlo desde el punto que estimen conveniente:


Fotos del Camino  realizadas por peregrinos de forma compartida y con diferentes medios:

No hay comentarios:

Buen Camino