Somos Hacedores de Caminos que se adentran en el Bosque Habitado. Si los caminos están hechos los recorremos, y si no, los inventamos.
Arriba las ramas. Abajo las raíces. Por siempre jamás: "Buen Camino".


"Cuando emprendas tu viaje a Ítaca pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias."

lunes, 11 de febrero de 2019

Un bello despertar lleno de reencuentros y comprensiones.

Por la Senda del Oso, Camino del Salvador, Pajares. (Septiembre 2018)
Hoy he tenido un bonito despertar que me ha traído añoranzas del Camino. No hace mucho me dijeron que cuando a un tonto le daba por algo, no había forma de pararlo. Pues sí, mi tontura es el Camino, y con orgullo digo que no me importa que me digan tonto.

Esta mañana he tenido un bello reencuentro con el Bosque Habitado, metido de lleno en el Camino, en el Camino de las Estrellas, en una magnífica edición de ese gran programa que es el Bosque Editado de Radio Exterior de la rtve y que inserto íntegramente ahora, porque como suelo repetir, algunas veces hasta la saciedad, "no quiero que se me pierda y además deseo tenerlo siempre a mano para cuando me apetezca."

Pues eso, a disfrutarlo, a sentirlo y cuando buenamente se pueda, pues a vivirlo también: "Ultreia suseia! ¡Ubuntu! ¡Arriba las ramas y abajo las raíces!


Y nos cuenta la adorable María José Parejo...

"Bienvenid@s a un bosque habitado por árboles autóctonos y otros que no lo son, por la vegetación de las sendas, por fuentes de pueblo, por cruceiros de plaza tendida al sol, por albergues comunitarios para pies y bordones, por capillas, hitos, petos de ánimas y naturaleza, o mejor dicho, por paisaje, paisaje natural y paisaje cultural, por cierto transcendentalismo y por biófil@s, por bosques espectaculares, por gente amable, por lo salvaje y lo civilizado, por el románico y la historia, por patrimonio mundial y por búsqueda personal, por turismo y por espiritualidad… Si estás pensando en hacer el Camino de Santiago… ¡Ultreia suseia! y si ya lo has hecho... ¡Ubuntu!

Fui a Galicia para hablar de naturaleza y hospitalidad en unas jornadas sobre Camino de Santiago y Medio Ambiente y me encantó escuchar a un joven geógrafo, Valerià Paul Carril, que decía hablaba del Camino y la Naturaleza con un mensaje que esta peregrina reincidente disfrutó por estar completamente convencida de que el único camino es ése, el encuentro y reencuentro con la Naturaleza. Valerià, con raíces gallegas, es profesor de la Universidade de Santiago de Compostela, y uno de los expertos en Paisaje y Ordenación del Territorio de España, que además cuenta con una vasta producción científica de repercusión internacional. ¡Claro, grabé su ponencia para compartirlo con la Comunidad del Bosque!

Y aunque era muy difícil seleccionar piezas literarias o divulgativas jacobeas en la enorme bibliografía que he acumulado a lo largo de años, contamos en esta ocasión con la belleza de Joaquín Araújo, la poesía de Constantinos Kavafis, la inicación de Juan Pedro Morín y Jaime Cobreros y el sentimiento de Naturaleza de Bernard Charbonneau. Todo ello convertido en texturas sonoras gracias a las voces del Club de la Hojarasca: Carolina Alba Castro Estévez, José Manuel Sebastián Campo, Isabel Ruiz Lara, el mismísimo Félix Rodríguez de la Fuente, Paloma Carrere y Gema Trigueros Fernández. Todo ello envuelto musicalmente por Iván Ferreiro, versus Golpes Bajos en ese homenaje de Iván a sus maestros titulado "Cena recalentada".

Dedico este programa a mis maestros de Camino, de todos mis caminos: José Ignacio Díaz, Fernando Imaz y Francisco García Mascarell, y la Asociación de Amigos de los Caminos de Santiago de Madrid que renació revitalizada por amantes de la senda que lleva a las estrellas y rinde homenaje a los árboles.

Y ahora, coge tu bordón, dos camisetas, una manga larga, un pantalón, una cantimplora, una pastilla de jabón lagarto, una toalla ligera, un sombrero, protector solar, un saco de dormir, imperdibles, una guía de señales amarillas, y respira profundo desde Roncesvalles hasta el Monte del Gozo, hundiendo tus raíces en el centro del universo y alzando las ramas hasta la la Vía Láctea, porque estás entrando en territorio conmovido… ¡Arriba las ramas!"

Buen Camino