jueves, 29 de septiembre de 2011

Cosas del Camino, Cosas de Santiago.

¿Suerte?
¿Santiago echando una mano?
La cuestión es que cuando han existido averias en el camino, algo o alguien ha acudido a ayudar, a proponer solución y listo.
La cuestión es que hemos podido seguir haciendo el camino, de una forma u otra, a pesar del inhóspito lugar, perdido...
Y si no, aquí quedan las muestras:

- Rotura del anclaje del portaequipajes de Luis en Roales de Pan. Se repara con alambre, bridas y una súplica de ayuda. Al final, queda sólidamente soldado y aguanta cientos de kilómetros, de caminos, veredas y sobresaltos. ¡Cosas del Camino, cosas de Santiago!

- La tija de la bici de José Emilio, se parte en medio de la nada. Aparecen manos salvadoras, con todo tipo de herramientas y hacen el arreglo del siglo, abrir agujeros, ajustes y tornillos. En poco tiempo, estamos en marcha de nuevo. ¡Cosas del Camino, Cosas de Santiago!

Buen Camino