domingo, 19 de octubre de 2014

De Villanueva Mesía al Rocío en bici de montaña

Contar con palabras una ilusión, una vivencia, un proyecto hecho realidad es algo harto difícil. Y en esta ocasión, tambié lo es.
Desde hace muchos años, tenía in mente realizar el Camino del Rocío desde la puerta de mi casa en Villanueva Mesía, y llegó el momento de hacerlo realidad.

El Camino comienza desde mi puerta
Tres bikers se hacen bicigrinos rocieros, que con todo el material a punto se preparan desde Villanueva Mesía a afrontar la mencionada aventura, que ahora se relata con el objetivo de dejar constancia cara a futuras ediciones y de ese modo simplemente dejar la información para futuros bicigrinos rocieros que también se lancen a hacer este o parecido recorrido.

Vamos a describir lo más destacado por etapas:

Entrada a Antequera
  •  1ª etapa, 13/Octubre/2014: De Villanueva Mesía a Antequera, 69, 44 kms - 5h 19min - 846 m de acumulado. Salimos desde Villanueva Mesía, tomando la carretera de Huétor Tájar, buscando el carril que hay junto al Genil, para salir a la carretera de la Esperanza y desde allí a Loja, repostando agua en la Fuente de los 25 Caños. Por el carril de la Alfaguara y estación depuradora de Loja, subimos a Plines y por la carretera de los Ventorros de Balerma, llegamos hasta la población de Santa Bárbara y afrontamos la subida conocida como la cuesta de la Barragana, hasta llegar al desvío señalado como la Dehesa de los Montes. Seguimos subiendo por carril asfaltado hasta adentrarnos a la derecha por el corazón de la dehesa, disfrutando de bellos paisajes de encinar y bosque mediterráneo, hasta desembocar en Archidona, lugar en el que visitamos su Plaza Ochavada y realizamos el primer avituallamiento en el Restaurante Central. Despues de almorzar descendemos con los dientes castañeteando por el frio, ya que el sudor se nos ha secado sobre el cuerpo, hasta el Camino de las Huertas y desde allí giramos a la izquierda por la antigua carretera que va bordeando la Peña de los Enamorados hasta Antequera, bella y monumental ciudad, kilómetro 0 de Andalucía. Nos alojamos en el Hostal Toril, en calle del Toril, nº 3, 952843184, el que una habitación triple con desayuno incluido nos sale por 62 euros. La cena de tapeo por la ciudad es muy bueno y se hace con gusto, agrado y bien abrigaditos, porque el ambiente es frio. Hoy nos hemos librado de la amenazante lluvia, aunque durante la noche escuchamos caer el agua a manta. Veremos a ver lo que nos espera meterorológicamente hablando en la jornada de mañana.

Entrada a Osuna
  • 2ª etapa, 14/octubre/2014: De Antequera a Osuna, 76,35 kms - 6h 13min - 506 m de acumulado. Después de una intensa noche de lluvia, empezamos esta segunda etapa desde Antequera con un día nublado con momentos en el que el sol hace su aparición, lo que nos hace sentir buenos presagios con respecto al tiempo.La salida a buen ritmo desde Antequera pone las piernas a punto, pero al desviarnos buscando el paso de la Sierra de Humilladero por su lado derecho por un carril de tierra, nos llega el primer aviso de lo que se nos viene encima y que será el mal de nuestras desdichas: un barra de grea pegajoso, revuelto en restos de paja, que da aspecto de adobe a nuestras ruedas. Tozudos en seguir el track previsto, ya que la Sierra de Humilladero cada vez la tenemos más cerca, continuamos dale que te pego, hasta que el carril se hace impracticable por el barro. Lamentaciones, quejidos y sobre esfuerzos, quitando el barro de las ruedas como se puede con palos, con piedras, con las manos, hasta que avistamos a nuestra izquierda un carril pedregoso antiguo trazado del tren al que llegamos como Dios nos da a entender y que la intuición nos pide que tomemos de vuelta, regresando a duras penas hasta la carretera A-382. Buscamos una gasolinera, en donde damos un irremediable manguerazo a las bicis y reorganizamos el trayecto hasta Humilladero, tomando la mencionada carretera hasta la Estación Santa Ana del AVE y girando a la derecha subir hasta la Sierra del Humilladero que pasamos por el lado de la izquierda, el contrario del que habíamos previsto, con el consiguiente aumento del camino y pérdida de tiempo. Pero bueno, finalmente llegamos hasta Humilladero y desde allí hasta Fuente Piedra en donde tomamos un refrigerio que nos viene fenomenal para recuperar fuerzas. A toro pasado, nos enteramos que lo mejor era haber seguido la via de servicio de la A-92 una vez salidos de Antequera, pero bueno, eso será para la próxima vez. Desde Fuentepiedra, bien asesorados por los lugarenos nos dirigimos a la via de servicio de la A92 hasta La Roda, girando a la izquierda hacia Pedrera bordeando la Sierra de Estepa a nuestra derecha. Desde Pedrera, llegamos hasta Aguadulce, en donde tenemos que hacer unas cuantas filigranas para poder coger la via de servicio de la A92 por el lado derecho dirección Sevilla. Pedaleando a buen rítmo, unos kilómetros más adelante, llegamos sin más problema a la población de Osuna. Una ciudad monumental, que tiene grave problema de tráfico en su calle principal. Nos alojamos en el Hotel Casa del Duque, en la C/ Granada, 49, 912754915, teniendo una habitación triple con desayuno incluido por 74 euros. Un agradable paseo nocturno por las calles de Osuna nos lleva hasta un restaurante italiano donde una buena ensalada, un calzone y un par de pizzas regadas de un fresco Lambrusco, nos pone el ánimo por las nubes. Terminamos el paseo y a descansar, que las piernas bien lo reclaman. 
Visitando la Osuna monumental

En Alcalá de Guadaira
  •  3ª etapa, 15/octubre/2014: De Osuna a Dos Hermanas, 93,97 kms - 6h 26min - 585 m de acumulado. Iniciamos esta etapa haciendo una preciosa y muy recomendada visita a la Osuna monumental que está en su parte más elevada, bien vale la pena el esfuerzo nada más por disfrutar de las impresionantes vistas y de hacernos de un aéreo vistazo la dirección que va a proseguir nuestra ruta a partir de ahora. Tomamos la vía de servicio de la A92 sucesivamente pasando por la Puebla de Cazalla y el Arahal, para a unos escasos 4 kms, cometer el gran error de todo el camino, desviarnos por la carretera que va a Utrera abandonando la via de servicio. Mal aconsejados, con la lluvia encima, viento de costado, y por la carretera sin arcén A-394, sufrimos los kms más duros y peligrosos de todo el trayecto. Camiones a velocidades de vértigo, la lluvia y viento de costado, nos hacen bambolear y sentir acongojados los impresionantes vaivenes, sabedores de lo frágil que es el ciclista en estas circunstancias. llegados al cruce que pone Alcalá de Guadaira, pasados los durísimos 12 kms ya relatados, nos desviamos a la derecha para pasar del infierno a la gloria: sale el sol, para la lluvia, se detiene el viento, desaparecen los camiones traicioneros y con un ánimo reconfortado nos encaminamos animosos hasta Alcalá de Guadaira que se nos muestra al fondo. ¡Cómo nos arrepentimos de haber abandonado la vía de servicio de la A92 que nos hubiera llevado al mismo punto en la mitad de kiómetros, y sin correr el alto riesgo vivido! Para la próxima no nos pasará esto, tomamos buena nota. Sin más inconveniente llegamos a Dos Hermanas, pedaleando por el carril bici que hay en su gran circunvalación. Siete rotondas después llegamos hasta el Hotel La Motilla, 955666816, carretera NIV, km 553,4, donde disponemos de una habitación triple con desayuno incluido por 63 euros. El magnífico hotel de 4 estrellas, nos deja un sabor agridulce, hermosas instalaciones y habitación, pero sufrimos una noche de muuuucho e inexplicable calor y mucho ruido de los ascensores, que nos produce un dolor de cabeza mañanero de no haber descansado bien, aunque un fastuoso y variado desayuno nos hace olvidar todas las penas.
Sorpresa, encontrar a Tomás en medio de Dos Hermanas

Capilla de Jesús del Gran Poder

Monumento a la Virgen el El Quema
  • 4ª etapa, 16/octubre/2014: De Dos Hermanas a Villamanrique de la Condesa, 50,58 kms - 4h - 270 m de acumulado. A partir de este punto iniciamos el camino que tradicionalmente sigue la Cofradía de Nuestro Señor del Gran Poder de Dos Hermanas, en su peregrinación anual. Antes de nada, el fastuoso y opíparo desayuno ya mencionado, para en plan paseo, que ya lo pide el cuerpo, recorrer el corazón de Dos Hermanas, que prepara su fiestas en honor de la Virgen de Valme. Pedalear por la Plaza del ayuntamiento visitando la iglesia de Santa Ana y la capilla del Gran Poder nos proporcionar una secreta alegría que nos augura lo que será esta etapa que ahora iniciamos: un placer para los sentidos, un continuado regusto por el paisaje novedoso y a disfrutar pedaleando de estos lugares emblemáticos cargados de un gran sabor rociero. Recorrido el tramo de asfalto hasta el polígono industrial de la Isla Menor, nos desviamos a la izquierda para luego coger la estrecha y solitaria carretera que se dirige al embarcadero de Coria del Rio. Es todo un gustazo cruzar el rio Guadalquivir, por el punto en el que lo hacen carretas y simpecaos, visitar las calles de Coria y dirigirnos hasta la vecina Puebla del Rio, lugar en el que hacemos una breve parada para recuperar fuerzas y aprovisionar agua. Ahora llega el momento de cruzar los temidos arrozales, algo que hacemos rápidamente, y sin ningún esfuerzo, y es que el infierno de calor que esta zona supone en verano ha dejado paso a una imagen a cosechadoras de arroz y cientos de cigüeñas que surcan el cielo, lo que pone ante nuestros ojos un paisaje sorpresa que deja nuestra boca abierta del todo. Esta maravilla de paso por los arrozales, algo embarrados, deja paso al Camino de las Chumberas, gratificante y acogedor como siempre, para dirigirnos derecho a la Cañada de los Pájaros, charcas repletas de agua y de sus aves acuáticas que nos regalan de hermosas imágenes que hace que le demos con gusto al gatillo de nuestras cámaras fotográficas. Por un carril de bien apisonada arena, con grandes charcos, llegamos hasta la Venta del Cruce, lugar que decidimos sea otro punto de avituallamiento y de descanso. A partir de ahora nos desviamos a la derecha para tomar la Cañada de Villamanrique a Isla Menor, entre pinos y por un estupendo carril bici que sucesivamente nos lleva hasta la Pará de los Pinos, Tornero y el Vado del Quema. Este simbólico lugar rociero, nos anima a entonar como podemos una salve de gracias a la virgen y luego nos anima a vadear por el agua como mandan los cánones el rio Quema, para en un último pedaleo llegar hasta la Puerta del Cielo que es la localidad de Villamanrique de la Condesa, alojándonos en Alojamientos Tartessos, que se encuentra en la calle Barriada de la Francesa, 62, con el teléfono 615422054, en donde el agradabilísimo Pedro Ángel nos atiende con los brazos abiertos, algo que agradecemos enormemente.  El alojamiento sin desayuno, nos sale por 60 euros. Duchados y descansados, disfrutamos de una excelente cena en el Bar Doñana, frente a la fachada principal de la iglesia villamanriqueña.
Junto al monumento al Tomborilero, al lado del Bar del Abuelo Chavin
Mural rociero en Villamanrique
  •  5ª etapa, 17/octubre/2014: De Villamanrique de la Condesa a Hinojos y El Rocío, 41,36 kms - 3 h - 154 m de acumulado. En una neblinosa mañana, que hace honor a la palabra rocío, nos levantamos para desayunar esplédidamente en el Bar del Abuelo Chavin y luego dirigirnos hasta el Centro de Interpretación El Boyero, en donde encontramos un impresionante mural rocieros perfectamente realizado a escala natural que nos hace disfrutar de lo lindo al poder integrarnos en él. Recorremos tranquilamente esta preciosa y bien cuidada zona de Villamanrique para luego tomar la carretera que nos lleva alternando asafalto y carril de tierra hasta la localidad de Hinojos, una preciosa población que, como es habitual en esta zona, tiene una afectuosas personas que nos acogen con gran cariño, siempre dispuestas a ofrecernos ayuda y toda la información que necesitamos. Salimos de Hinojos por la carretera que va a Almonte, para a unos 1,5 kms de las últimas casas, girar buscamente a la izquierda por el Carril del Arryán. Este carril transcurre entre unos impresionantes pinos y dispone de un maravilloso y espectacular carril bici, muy bien cuidado, descendente, y que poco a poco nos adentra en el Parque de Doñana. Una continuada línea recta entre pinos nos lleva finalmente a una zona de campos de fresas y a la carretera que comunica Almonte con El Rocío. Cruzamos al lado derecho de la mencionada carretera para ir por el paso de las carretas, algo que hacemos a duras penas. Finalmente el piso se endurece y conseguimos llegar a la aldea por el camino de Moguer. La ermita está al fondo, frente a nosotros. cruzamos la carretera y por el Paseo de la Marisma Madre contemplamos la casa de la Señora sintiéndonos cerca de Ella y con la sensación de haber cumplido nuestra promesa. Damos gracias a la Virgen por el buen camino realizado, se olvidan los malos momentos y solamente queda la alegría del momento. Hacemos una visita al acebuche milenario de el Toruño y a la Plaza del Real del Rocío y en un emocionado instante nos acercamos a la reja ante la Reina de la Marisma para reiterar nuestro agradecimiento por habernos hecho sentir tan privilegiados.
Carril bici del Arrayán
¡Viva la Virgen del Rocío!
 Datos de la ruta:
- Bicigrinos rocieros: 3
- Recorrido: 332 kms.
- Tiempo pedaleo: 24 h 48min
- Velocidad media: 13,41 km/h
- Ascenso total: 2361 m
- Descenso total: 2856 m

Track de la ruta:


Fotos de la ruta:


No hay comentarios:

Buen Camino