domingo, 12 de octubre de 2014

Consejos DURANTE el Camino

Me han gustado estos consejos, creo que son muy sensatos y pueden ser verdaderamente útiles. Por ello, no dudo en guardarlos para tenerlos siempre a mano.
Los he encontrado en la web: http://www.elcaminotheway.com/
http://elcaminotheway.com/consejos-recomendaciones-camino-santiago/durante-del-camino


Durante el Camino

ALIMENTACIÓN E HIDRATACIÓN
Es muy importante, sobre todo si hacemos la ruta en verano, cuidar al máximo la hidratación.
Debemos ir preparados de líquido en todo momento. Las bebidas isotónicas van bien pero el agua común también hidrata perfectamente y en la mayoría de los tramos del camino Francés encontraremos fuentes donde llenar nuestras cantimploras.
Es recomendable llevar un par de recipientes de agua.
Los típicos sobres de TANG de limón o naranja, pueden ayudarnos a recuperar fuerzas más rápidamente ya que llevan azúcar, le dan un sabor refrescante al agua y la hacen más apetecible. Otra ventaja es que no pesan nada y con un sobre podemos llenar hasta 2 litros de agua.
Es mejor beber antes de tener mucha sed y hacer tragos pequeños durante nuestro recorrido.
En cuanto a la alimentación, lo mejor es hacer un buen desayuno, comer algún bocadillo o tentempie al mediodía y reservarse para hacer una comida reglamentaria a la tarde/noche.
En todos los sitios encontramos el típico menú del peregrino por un precio entre 8 y 12 euros, que normalmente consta de dos platos y postre.
Se aconseja no cenar muy tarde, para no irse a la cama recién comido. Los restaurantes suelen adaptarse a los horarios de los albergues (cierran a las 22h) y suelen servir cenar a partir de las 19:00h.
Durante el recorrido se debe ir provisto de algúno que otro caramelo, para ir comiendo de tanto en tanto y no coger las típicas pájaras, van muy bien las barritas de cereales, los frutos secos, plátanos, dátiles, ...
También se puede llevar alguna chocolatina o un simple terrón de azúcar (que iremos chupando) para en momentos de mucho esfuerzo lograr reponer fuerzas rápidamente. Los preparados que venden específicamente para este cometido también sirven y no estaría de mas ir preparado con 3 o 4 sobres para todo el recorrido.

NO HAGAS DEL CAMINO UNA CARRERA
El Camino de Santiago, no es una carrera hacia la catedral de Santiago de Compostela. Podrías caer en el error de querer llegar antes que nadie, de hacerlo en menos días que lo hizo otra persona o cosas similares. Esto no sería bueno. Lo mejor es ponerse metas amplias para no tener que hacer el recorrido con prisas.
Evitar poner un final de etapa fijo cada día. Una cosa es tener la intención de parar en determinado sitio porque quieres visitar algo en concreto o porque tienes mejor alojamiento y otra es obsesionarse con llegar. Es mejor ser flexible y adaptarse al final de la etapa, a tus fuerzas, al tiempo y a las posibilidades de albergue.
Una de las premisas para disfrutar del camino plenamente es la siguiente: levantarse por la mañana sin otra preocupación que no sea la de avanzar hacia delante con la velocidad que te marque lo que te vayas encontrando, la de comer cuando tengas hambre y descansar cuando lo necesites. Si consigues esto, habrás conseguido disfrutar de tu camino plenamente.

DOS SON MULTITUD
Posiblemente la expresión "2 son multitud" es exagerada, pero es una manera de aconsejar hacer el camino en solitario (sin personas de tu círculo más cercano). Durante el camino no estarás solo o sola, coincidirás con muchas personas que te permitirán vivir una de las experiencias más gratificantes del camino: el contacto con gente venida de medio mundo con las que compartir vivencias e ilusiones.
Los grupos numerosos se cierran en sí mismos y no dejan que otras personas interactúen con ellos.
En rutas más solitarias como, la vía de la plata o el camino del Norte, si es aconsejable la compañía de alguien desde el principio, ya que son rutas no muy transitadas.

CIVISMO Y LIMPIEZA
El Camino de Santiago es una ruta muy transitada. Esos caminos, piedras, árboles, ... serán admirados y transitados por otras personas. Es unos de los sitios más limpios  y libres de basura que se puede encontrar en España. Los peregrinos son gente muy civilizada y educada que hacen de la ruta un ejemplo a seguir en la vida cotidiana.
Ser consecuente y tener mucho cuidado de no arrojar nada al suelo y mantenerlo todo lo más limpio posible. El camino de Santiago será esa ruta maravillosa para otras personas después de nosotros.

No hay comentarios:

Buen Camino