miércoles, 29 de julio de 2009

- Día 25: Arzúa a Pedrouso de Arca (22 kms.)

Una ruta calmada, con un trazado sin dificultad, entre robles y castaños, eucaliptos,... y gran parte del recorrido teniendo la carretera a Santiago como hilo conductor. ¡Por fin el sol ha hecho su aparición de forma esplendorosa y no hemos tenido que echar mano de la capa!
A buen rítmo y bien temprano salimos de Arzúa, haciendo paradas frecuentes para el avituallamiento, para en torno de las 14:30 horas llegar a la meta de esta jornada Pedrouso de Arca.
Allí nos hemos alojado en el albergue Porta de Santiago por 10 euros.

La imagen de la jornada es doble: La primera ha sido la reconfortante sensación vivida al entrar en el albergue de nuevas instalaciones, hechas con un decorado de un gusto exquisito, con un excelente ambiente musical superrelajante y lo mejor el trato inmejorable, cordial y amble del hospitalero o encargado del albergue. Sin lugar a dudas el mejor albergue de todos los que hemos estado y mira que todos han sido de notable para arriba. Pero encontrar un oasis de paz para el peregrino como este ha sido un sentimiento de placer de enorme intensidad.

La segunda imagen, y que es justo que permanezca en el recuerdo, ha sido el entrañable y cariñoso trato hacia los peregrinos de Eli, la chica que atiende el restaurante Che4, de una forma simpatiquísima y acogedora. Nos ha dado un trato excelente, humano y profesional, y además, la comida buenísima y muy abundante, y el precio del menú del peregrino 8 euros. ¡Increible pero cierto!
Desde aquí recomendamos este sitio porque se lo merecen de verdad.

¡¡¡Y mañana llegamos a Santiago!!!

No hay comentarios:

Buen Camino