viernes, 19 de julio de 2013

Camino de Invierno y Costa da Morte 2013

La aventura de este verano del 2013, ha sido la de recorrer el desconocido y aún no reconocido "oficialmente" Camino de Invierno, la Ribera Sacra, pegaditos al rio Sil y al gran rio Miño, a la vez que proseguir hasta el Finis Terrae y Muxía, lugares con especial atractivo, embrujo y peso específico de gran importancia en el Camino de Santiago, sitos a los que, hasta ahora, no nos habíamos planteado conocer.
Muchos vestigios romanos, calzadas, puentes, minas auríferas, conducciones de agua, y también mucho románico, antiguo, del bueno, hacían poner los dientes largos de impaciencia, y la realidad del camino, superó a las previsiones con creces.

Hito de inicio del Camino de Invierno en Ponferrada

Han sido días especialmente duros por la calor, ya que entre el 3 y el 11 de julio de 2013, se han dado condiciones extremas en Galicia, llegando a batirse records de temperatura en algunos días, ya que hemos llegado a ver termómetros callejeros marcando los 45 grados centígrados.
Por otra parte, y aunque el Camino está señalizado con sus mojones o hitos kilométricos correspondientes y por nuestras querídisimas flechas amarillas, tiene serias ausencias y carencias en cruces que nos han hecho dudar en más de una ocasión y manifestar nuestro eterno agradecimiento al track obtenido en wikiloc del peregrino italiano Bruno que está perfecto y que recomendamos a todos aquellos a quienes se aventuren a hacer este camino. ¡¡¡Nuestras más sinceras gracias Bruno, ya que sin su track dificilmente lo hubiéramos conseguidoy seguro que los problemas se habrían multiplicado!!!

Aquí pegamos la dirección de ese track de Bruno para aquellos que quieran descargarlo>>>
También podéis encontrar el blog de Bruno aquí>>>
Y el Diario del Camino de Invierno de Bruno, que aunque está en italiano, está muy completito y con ayuda de algún traductor puede entenderse y venir muy bien.

Queremos recomendar también en esta introducción a la web oficial del Camino de Invierno, que nos ha servido de guía y que nos ha ayudado muchísimo, sobre todo a la hora de establecer los tramos y conocer mejor la información sobre todo los relacionado con este recorrido, ofreciendo una estupenda y exquisita documentación sobre localidades, monumentos, hostales, albergues, restaurantes, etc.

Y por último, deciros que, para facilitar el acceso a todo el material que hemos usado para planificar y organizar nuestro viaje, lo hemos concentrado aquí>>>

Nuestro particular Camino de Invierno y de la Costa da Morte ha tenido 7 etapas, diseñadas teniendo en cuenta la experiencia de otros caminos realizados y que nos dictaba que, lo mejor es que dos etapas de a pie conformen una etapa de bici de montaña, siempre siguiendo escrupulosamente el camino que está marcado y sin desviarnos ni un ápice del mismo, salvo circunstancias de fuerza mayor. Y bajo ese planteamiento hemos acertado, poniendo como prioritario el disfrute del camino sobre otros planteamientos físicos-deportivos.

Y aquí están las etapas realizadas una a una, para que así queden guardadas cara al recuerdo, con la información y datos ahora fresquitos por recientes y también, pensando en aquellos a quienes pudieran hacerle falta en el futuro, en definitiva lo que se pretende  es dar a conocer y compartir nuestra experiencia.

Los datos que se ofrecen para cada etapa son los que hemos obtenidos de los velocímetros colocados en la bici, que si bien son reales de lo que nosotros hicimos deben tomarse de forma relativa como es lógico. 

Miércoles, 3 de julio de 2013 - La ida, desde Granada a Ponferrada:
Para desplazarnos desde Granada hasta Ponferrada (837 kms) utilizamos una furgoneta de alquiler para seis personas, que nos permitió viajar todos juntos (5 bicigrinos) de forma cómoda y económica, a la vez que transportar todo nuestro equipaje y las imprescindibles bicis, nuestras inseparables compañeras de viaje. Además, esa misma furgoneta nos sirvió como vehículo de apoyo, lo que nos ha reportado tranquilidad, seguridad y comodidad. Buen precio, aunque la furgoneta estaba algo mal equipada. Tuvimos un pinchazo casi a las puertas de Ponferrada, pero por lo demás estupendo.
Los datos de la empresa son www.alquilocoches.es y el teléfono 953740330.



Una vez en Ponferrada, nos alojamos en el Hotel Celuisma, buscamos el albergue de peregrinos para preparar las credenciales del Camino, cenamos en un bar típico con un paseito nocturno por Ponferrada y prontito a descansar que el inicio de la aventura estaba a la vuelta de la esquina.

CAMINO DE INVIERNO:
Jueves, 4 de julio de 2013 - 1ª etapa - Ponferrada - Puente Domingo Flórez - A Rúa:

Datos de la etapa:
-  Distancia: 71,42 kms
-  Tiempo en movimiento: 7 h 14 min
- Tiempo detenido: 3 h 18 min
- Velocidad máxima: 62,10 km/h
- Media movimiento: 9,9 kms/h
- Media total: 6,8 kms/h
- Ascenso total: 1310 m

A las primeras luces del día preparamos las cosas, pues el objetivo es empezar a pedalear antes de las nueve. Un paseo por las calles de Ponferrada buscando un buen sitio para desayunar y a recorrer los principales lugares de interés de la bella Pons Ferrata: la Plaza del Ayuntamiento, la Torre del Reloj, la Iglesia Mayor, el Museo del Reloj y una circular por el castillo templario que luce sus mejores galas para nosotros.
Seguidamente buscamos  el Albergue de Peregrinos por donde está la señalización del Camino Francés, para pronto encontrar el hito del camino que señala el desvío al Camino de Invierno, girando a la derecha y haciéndonos pasar a la otra orilla del rio Boeza.
Con el cosquilleo de costumbre, la aventura comienza...

Castillo de Cornatel
 La primera subida al castillo de Cornatel pasando por Villavieja, tensa los músculos y nos muestra lo que será este recorrido: tramos solitarios de continúo sube y baja, con ocasionales fuertes pendientes y prolongados puertos, salpicados de ansiadas y frescas fuentes que ponen un respiro y remanso de paz con su frescas y reconfortantes aguas.
Nuevo descenso y se inicia ahora la gran subida a Las Médulas, ruina montium, sistema de extracción de mineral usado por la antigua Roma, y que ha dejado las huellas de este agresivo sistema marcado en el paisaje de esta zona.
Descendemos hasta la localidad de Puente de Domingo Flórez (28,5 kms), punto intermedio de la etapa para tomar un refrigerio y tomando como referencia al rio Sil, continuar después en un cansino sube y baja, teniendo como referencia la via del tren y el rio, hasta la gran localidad de O Barco y luego Villamartín, que nos presenta un extenso malecón y hermosas playas fluviales repletas de bañistas.
Atravesando pequeñas aldeas a media altura, accedemos a A Rúa, pueblo final de etapa (64 kms), pasando antes por el embalse de Valencia en el que el rio Sil y el valle de Valdeorras nos ofrecen bellas panorámicas.
A Rúa extendida a lo largo de la carretera nos da cobijo y un descanso estupendo en la Pensión Fabio, con una formidable relación calidad precio y que desde aquí recomendamos.
Rio Sil a su paso por Villamartín.

Viernes, 5 de julio de 2013 - 2ª etapa - A Rúa - Quiroga - Monforte de Lemos:
Datos de la etapa:
-  Distancia: 75,30 kms
-  Tiempo en movimiento: 6 h 02 min
- Tiempo detenido: 5 h 01 min
- Velocidad máxima: 51,20 km/h
- Media movimiento: 10,08 kms/h
- Media total: 5,9 kms/h
- Ascenso total: 1201 m

La segunda etapa empieza en subida por la antigua carretera dirección Monforte, que nos lleva hasta el límite provincial entre Orense y Lugo, inmersos en frondosos bosques de vegetación mediterránea en las que densos pinares, retamas y jaras nos deleitan con bellos paisajes.
En Orense
En Lugo
 A partir de este momento un continuado rosario de poblaciones se nos presentan en el camino, teniendo todas ellas como principal elemento los extensos viñedos origen de los afamados vinos de toda la Ribera Sacra del Sil. Pasamos por Albaredos, Montefurado con una majestuosa iglesia, Bendilló, Novaes con restos de un antiguo castillo-fortaleza para recalar en Quiroga (25, 4 kms) localidad que nos sirve para avituallarnos y tomar un descanso junto a la orilla del rio Sil.

Meandros del Sil
La segunda parte comienza con un largo y continuado ascenso, en la que la calor hizo acto de presencia, para unas veces por carretera y otras por pistas forestales llegar hasta el valle del rio Lor, con poblaciones minúsculas como Carballo de Lor (la de la fresca y reconfortante fuente) y Barxa de Lor, con un puente de origen romano sobre el rio Lor, con tres arcos de diferentes formas, de piedras ancestrales y de una gran belleza que nos dejó ensimismados en la contemplación.

Puente romano en Barxa de Lor
Después de una fuerte subida llegamos sucesivamente a Casatroncelos, Pobra de Brollón, Cereixa, Reigada, para finalmente acceder a la población de Monforte de Lemos (63 kms), localidad de rancio abolengo, que nos ofrece cobijo en el Pazo de los Molinos de Antero, todo un placer para nuestras cansadas piernas.
Puente romano medieval de Monforte de Lemos
Sábado, 6 de julio de 2013 - 3ª etapa - Monforte de Lemos - Chantada - Rodeiro:
Datos de la etapa:
-  Distancia: 63,24 kms
-  Tiempo en movimiento: 6 h 34 min
- Tiempo detenido: 5 h 02 min
- Velocidad máxima: 59,20 km/h
- Media movimiento: 9,6 kms/h
- Media total: 5,4 kms/h
- Ascenso total: 1381 m

A primera hora disfrutamos del fresquito mañanero pedaleando por las calles de Monforte y conociendo sus principales monumentos, para tomar dirección al corazón de la Ribera Sacra, pasando en continuados subes y bajas por multitud de pequeñas aldeas, con pasos y caminos en muy mal estado, cubiertos de vegetación, embarrados e impracticables. En otras ocasiones caminos enmarcados de reconfortantes y majestuosos robledales que nos protegen del sol en estos sofocantes dias del verano.
Tramos en mal estado.
En estos caminos encontramos curiosos restos del pasado como son los petos de ánimas, en piedra de granito, con relieve en el que aparecen las ánimas entre llamas y que recuerdan al caminante que se acordase de sus difuntos y que pusiera una limosna en la hucha encajada en la piedra. Muy llamativo es el que vimos en Cirdeiro.
Peto de ánimas de Cirdeiro
 A partir de ahora entramos en fuerte descenso por una calzada romana llamada los "Codos de Belesar" en el valle del rio Miño. Este tramo es de especial dificultad técnica pero de una singular belleza, en la que los frondosos viñedos colgados en ambas riberas del rio dejan una imagen muy especial en el recuerdo.
Si la bajada hasta Belesar por la calzada romana ha sido de especial dificultad técnica, la subida por la otra ladera no es menor, aunque la abundancia de sombras y frescas fuentes, enmarcadas en este entorno ponen respiros en el camino como el que hacemos en las bodegas "Via Romana" y otros magníficos miradores.
El rio Miño y Belesar
A pesar de la dureza de la subida, es una maravilla contemplar este impresionante paisaje.
Desde el final del puerto hasta Chantada (29,7 kms), lugar de avitallamiento hay un suave descenso, que hacemos en el área recreativa de la Alameda todo un gozo y remanso de paz para recuperar fuerzas.
A la tarde se nos presenta la parte más dura de la etapa la subida a la Ermita de Monte O Faro, ya que a la salida en suave ascenso desde Chantada la calor aprieta de lo lindo hasta llegar a la localidad de Penasillás pintoresco nucleo de población en la que también hay un muy bien conservado peto de ánimas.
A partir de aquí empieza el festival de la subida, casi cinco kms al principio de fortísimas rampas de tierra con abundante piedra que hace poner pie al suelo y empujar a las bicis con resignación. Al final de este tramos un carril nos lleva a una llanada en la que una refrescante fuente nos da un respiro para afrontar los útimos kms que ahora por carretera asfaltada y en continuada subida salpicada de algunas empinadas rampas nos lleva hasta la cima, en donde está el premio de la jornada, la ermita de Nuestra Señora de O Faro, que se remonta al siglo VI, época de los inicios de la cristianización de esta tierra gallega.
Ermita de Ntra. Sra. de O Faro
 El vertiginoso descenso, ya por carretera, nos lleva en poco tiempo hasta Rodeiro (25,7 kms) para alojarnos en el Hostal Carpinteiros, sitio en donde unos sabrosísimos espaguettis servidos con todo el amor del mundo, nos ayudan a recargar las pilas y a recuperar fuerzas de esta agotadora y dura etapa.

Domingo, 7 de julio de 2013 - 4ª etapa - Rodeiro - Laxe - Puente Ulla:
Datos de la etapa:
-  Distancia: 61,9 kms
-  Tiempo en movimiento: 5 h 19 min
- Tiempo detenido:
- Velocidad máxima:
- Media movimiento: 11,6 kms/h
- Media total:
- Ascenso total:

Dejamos Rodeiro bien desayunados para dirigirnos hasta A Laxe, localidad del concello de Lalin, en el que se da por finalizado el Camino de Invierno y se enlaza con el Camino Sanabrés. Esto ya huele a terreno conocido.
Ermita, cementerio y fuente de Eirexe.

Con un trazado sin gran dificultad, recorremos las localidades de Penerbosa e Eirexe, que cuenta con una ermita románica enclavada dentro del cementerio que a su vez tiene adosada una espectacular fuente de riquísima agua. Un lugar silencioso, que lleva a la meditación y en el que se observa fácilmente cómo el tiempo parece detenido.
Pronto llegamos a A Laxe (26,8 kms) que recorremos buscando en el polígono industrial una amplia y verde explanada con una gran fuente, lugar que escogemos para recuperar fuerzas y energía, no sin antes recorrer las calles de esta gran localidad y disfrutar de momentos de diversión con el monumento al porco levantado en honor de tan insigne animal.
Doma del porco
 A partir de ahora, se termina el Camino de Invierno y se sigue el trazado del Camino Sanabrés que viene de Orense, algo que notamos inmediatamente por dos motivos: uno, el camino aparece más cuidado, mejor conservado; dos, vemos peregrinos andando a pie y podemos empezar a saludar con el ansiado "Buen Camino", algo que no podíamos haber hecho hasta ahora.
Desde Laxe a Silleda, un trazado cómodo y sombreado, que disfrutamos a pesar de la calor, contemplando lugares tan emblemáticos como el Puente Taboada.
Puente Taboada
 Sin apenas darnos cuenta, y con las consiguientes paradas en las fuentes del camino para refrescarnos y disfrutar de sus aguas, como en la de Piñeiro (encontramos allí a los peregrinos mejicanos que nos obsequiaron con una medalla de la Virgen de Guadalupe) descendemos hasta Puente Ulla (31,6 kms), final de etapa, no sin antes contemplar sus espectaculares puentes sobre el rio Ulla.
Ermita de Eirexe
 Nos alojamos en el Hostal Bar Rios, en el mismo puente viejo, disfrutando de un agradable baño en las frescas aguas del rio. Luego a descansar pronto, que Santiago está a la vuelta de la esquina.
Reconfortante baño en el rio Ulla

Lunes, 8 de julio de 2013 - 5ª etapa - Puente Ulla - Santiago de Compostela:
Datos de la etapa:
-  Distancia: 22,13 kms
-  Tiempo en movimiento: 2 h 22 min
- Tiempo detenido:1 h 54 min
- Velocidad máxima:45,6 kms/h
- Media movimiento: 9,30 kms/h
- Media total: 5,2 kms/h
- Ascenso total: 539 m

Después de desayunar, emprendemos la etapa que nos pondrá a las puertas de la catedral de Santiago, tomando el bien señalizado camino que ahora sigue el trazado procedente de Sanabria.

No hay grandes repechos y poco a poco y entretenidos con las abundantes localidades, ahora muy pobladas, y con la presencia de peregrinos a pie, llegamos hasta Piñeiro y Angrois, para al pasar el cruceiro y pisar la calzada romana, poder contemplar las torres de la catedral compostelana en el horizonte, ya al alcance de la mano.
Divisamos las torres de la catedral compostelana
 Llegamos a Santiago de Compostela (22 kms) no sin antes hacer una larga y emotiva parada en la ermita de Ntra. Sra. de Sar, que visitamos tranquilamente. Este monumento románico cuenta con un museo que vale la pena conocer y sobre todo la capilla de una sonoridad exquisita y el bello claustro románico.
Colegiata de Santa Maria de Sar
De aquí al típico bar que hay antes de llegar a Santiago. Unos fresquísimos ribeiros, con buena tapa y la compañía de peregrinos de solera, como Rafael Garrido, cordobés, alma mater del camino mozárabe que nos dejó gratamente impresionados.
Rafael Garrido, peregrino y hospitalero del Camino Mozárabe
Después de la última subida, el callejeo por las ancestrales calles compostelanas y la recompensa en la Plaza del Obradoiro, teniendo a la espalda la imponente fachada de la catedra. Una visita al santo, recorrido por la catedral y a recoger la "compostela" en la oficina del peregrino.

Según los datos que allí tenían, el Camino de Invierno fue hecho completo a pie por un peregrino en el año 2012, siendo nosotros los primeros que lo hacían en el 2013. Nos quedamos anodadados, aunque no extrañados, dado el estado que se encuentra y el cúmulo de dificultades que nos hemos encontrado. Este Camino de Invierno necesita mucha inversión en infraestructuras, señalización, limpieza del camino, alojamientos, etc., si se quiere que sea viable.
Ahora toca descansar en el Hotel de San Lorenzo y recuperar energia en Casa Manolo, Plaza Cervantes, todo un descubrimiento recomendado por el peregrino cordobés Rafal Garrido, ¡gracias Rafa!.

CAMINO A COSTA DA MORTE: FINISTERRAE Y MUXIA:
Martes, 9 de julio de 2013 - 6ª etapa - Santiago de Compostela - Negreira - Olveiroa:
Datos de la etapa:
-  Distancia: 51,5 kms
-  Tiempo en movimiento: 7 h 25 min
- Tiempo detenido: 2 h 40 min
- Velocidad máxima: 53,2 kms/h
- Media movimiento: 10,4 kms/h
- Media total: 6,32 kms/h
- Ascenso total:  845 m
Camino hacia Finisterre y Muxia
 Con toda la ilusión del mundo por emprender un nuevo camino desconocido para nosotros afrontamos esta etapa que nos llevará al Fin del Mundo y a la ancestral tierra de Muxia.
Salimos desde Santiago de Compostela por el bien marcado camino hacia la Costa da Morte, hitos y flechas amarillas, nos acompañarán hasta el nuevo destino, algo que nos da tranquilidad y confianza.
Desde la Plaza del Obradoiro y pegadito al Hostal de los Reyes Católicos encontramos la primera señal que nos saca pronto del casco urbano para introducirnos en el sombreado valle del rio Sar que cruzamos por un pequeño y atractivo puente.
Un intrincado laberinto de caminos y senderos, nos van haciendo coger altura para ir alejándonos de Santiago, que dejamos a nuestra espalda, aunque la belleza de estos parajes auténticamente galáicos y la esperanza de llegar al océano, pone un regusto nervioso en nuestros adentros.
Cosa extraña, nos alejamos de las torres de la Catedral de Santiago.
En un agradable sube y baja con algún puerto que otro, que a estas alturas del camino se nos antoja insignificante, llegamos a Ponte Maceira, un lugar que de pronto nos deja asombrados por su espectacular belleza. Todos los componentes típicos del camino allí están resumidos: el rio Maceira, el puente romano, las cascadas que llevan agua a los molinos, los pazos del alrededor, los cruceiros, las fuentes,... Bien vale la pena hacer un descanso, repostar agua y disfrutar del entorno, que como un premio a tanto esfuerzo nos llena de relax y calma para el alma. Un sitio son encanto y embrujo, se esos que de vez en cuando aparecen y que marcan para siempre un grato recuerdo.
Ponte Maceira
Dejamos Ponte Maceira contemplando absortos un primitvo cruceiro que se encuentra en la salida, pedaleando por el cómodo trazado hasta Negreira, lugar elegido para avituallarnos y recuperar fuerza, no sin antes reparar un pinchazo a la sombra del monumento al peregrino que hay a la entrada de la población.
Cruceiro de Ponte Maceira

Reiniciado el pedaleo, hay que remontar de nuevo para llegar sucesivamente a las poblaciones de Zas, A Pena, Vilaseria y Maroñas, ya en una meseta.  A partir de ahora toca asfalto y calor, para llegando a Maroñas y Corzón, terminar en Olveiroa, uno de esos pueblos gallegos de piedra que te vuelven a hacer pensar en el tiempo detenido.
Conjunto de hórreos en Olveiroa
Hay varios albergues y restaurantes que hacen grato el descanso del peregrino y pasear por sus estrechas calles y visitar los espectaculares hórreos y la ermita enclavada dentro del cementerio es todo un privilegio, y es que "Seguir huellas ancestrales de peregrinos, abruma y pacifica al mismo tiempo."

Miércoles, 10 de julio de 2013 - 7ª etapa - Olveiroa - Fisterra - Muxia:
Datos de la etapa:
-  Distancia: 66,4 kms
-  Tiempo en movimiento: 6 h 55 min
- Tiempo detenido: 3 h 05 min
- Velocidad máxima: 56,4 kms/h
- Media movimiento: 10,01 kms/h
- Media total: 6,5 kms/h
- Ascenso total: 905 m

El final de nuestro camino está llegando y nos disponemos a afrontarlo con ese regusto extraño que enfrenta sentimientos encontrados. Por una parte el cuerpo nos pide terminar ya de tanto esfuerzo continuado, mientras que por otro, nos sentimos apenados de que nuestra estancia en el camino esté terminando y ya nos pide volver.
Corredoira a la salida de Olveiroa
Salimos de Olveiroa, por una sombreada corredoira, para ir subiendo y bajando por hermosos caminos forestales, la mirada puesta en el horizonte, intentando descubrir el mar, que se nos resiste y que esperamos ver de pronto una de tantas veces en las que vamos haciendo cima.
Tomando dirección a Finisterre en el cruce que encontramos, llegamos hasta una hondonada de espesa hierba en la que se encuentra el lugar de profundo silencio, denominado Fonte Santa, presidido por un desgastado cruceiro y en la que se encuentra el Santuario das Neves.
Santuario de Ntra. Sra. das Neves.
 Es este un sitio más en los que sin saber por qué, se baja la voz y se anda con respeto, ojos abiertos al detalle y sorprendiéndonos de todo lo que nos rodea. Un pequeño altar lleno de exvotos y recuerdos del Camino dejados por peregrinos pone un punto de recogimiento que llega a su máxima expresión cuando dejamos nuestro mensaje-oración en el libro testigo allí guardado.

Nos alejamos del lugar con profundos pensamientos que nos llevan a sentir que una vez más, y a tanta distancia de nuestros hogares, hemos sido privilegiados y bendecidos.
Cruceiro en Fonte Santa, junto a la ermita de la Virgen das Neves.
Seguimos el continuado sube y baja, por caminos pedregosos y en mal estado, encontrando en la fuente de la ermita de San Pedro Mártir, al solitario peregrino alemán, trotamundos, con su muchila Bob Esponja, y que nos cuenta sus peripecias en un muy buen español, a lo largo y ancho del camino.
Una subidita más y el mar aparece en su ancha inmensidad y el Cabo de Finisterre, aparece en el horizonte, aún lejos, pero ya al menos visible.
En la fuente deSan Pedro Mártir charlando con el solitario peregrino alemán. ¡Buen Camino!
 Afrontamos un espectacular y peligroso descenso, con una gran pendiente y mucha piedra suelta.
Al encontrar a bastantes peregrinos, decidimos no arriesgar y bajar a pie mezclándonos con ellos. La población de Cee está ya a nuestros pies.

Cruceiro a la salida de Cee
Tomamos el gran paseo marítimo de Cee y al final de él, decidimos tomarnos un respiro, comer algo y disfrutar de tan bello paisaje. Es la primera vez que en nuestro camino, aparece el mar como elemento visual y bien vale la pena saborear el espectáculo.
Monumento a la peregrina en la subida al Cabo de Finisterre.
Y ahora toca afrontar la subida asfaltada hasta el Cabo de Finisterre, que aunque nos advierten de su dureza, la realidad no es tanta, sobre todo si la comparamos con otras subidas realizadas en el Camino de Invierno.

La cuestión es que sin apenas darnos cuenta, llegamos arriba, dispuestos a recuperar fuerzas, disfrutar del espectáculo inmenso de los acantilados allí existentes y proceder a cumplir el rito de la quema de aquello que queramos dejar olvidado del camino: calcetines usados y algún pañuelo trompetero.
Lugar tradicional en donde se queman los objetos que se quieren olvidar: lo malo del camino.
Una vez cumplidos todos los rituales exigidos, nos disponemos a afrontar la, en verdad, última etapa de nuestro camino, que es la de llegar a Muxia.
De nuevo a pedalear al camino, previa bajada a Fisterra, subiendo y con toda la calor. Menos mal que las entrañables fuentes no nos abandonan. Volvemos al sube y baja continuado, pedaleamos por la montaña, pero ahora tenemos como referente a nuestra izquierda la linea de la Costa da Morte.

Pedaleamos por la montaña, teniendo la línea costera a nuestra derecha.
Presentimos que la llegada a Muxia está ya a la vuelta de la última subida.
Atravesamos poblaciones no tan despobladas, se nota que la zona tiene otros atractivos, combinando la tierra y el asfalto, con monte poblado de pinos y eucaliptos, para de pronto en incesante descenso, llegar hasta la carretera que con la costa a la derecha al alcance de la mano, espectaculares paisajes marinos, nos pone en las puertas de Muxia.
A las puertas de Muxia, Costa da Morte.
Lugar ancestral, mítico y emblemático que recorremos en su casco viejo, para luego una vez dejadas las bicis en el fantástico Hotel- Restaurante A de Loló, subir a pie hasta la ermita de Muxia, la que tiene la espadaña separada de ella y pegada a la roca, seguir luego hasta la cruz que hay en lo alto del Monte Corpiño y contemplar, una vez más anodadados, el majestuoso espectáculo de la puesta de sol en Muxia, Costa da Morte, largo, largo. De nuevo, volvemos a sentirnos privilegiados y protagonistas de un espectáculo muy especial.
Cruz en el Monte Corpiño, Muxia a sus pies.
Abajo, junto a las grandes rocas de la costa, alguna de ellas sitio de cultos celtas, se encuentra la ensenada de la barca y la ermita de Ntra. Sra. de la Barca, sitio por donde cuenta la tradición fue desembarcado el cuerpo del apóstol Santiago y tocó por primera vez tierra hispana.
Los vellos de punta y el espíritu en paz. Un nuevo camino conseguido.
Larga, larga, puesta de sol en Muxia.
Ensenada de la Barca y ermita de Ntra. Sra. de la Barca.
Mirando al lugar donde se pone el sol, quedan nuestros mudos testigos.

Jueves, 11 de julio de 2013 - La vuelta:  Muxia - Santiago de Compostela - Orense - Cáceres- Sevilla - Granada:
Volver desde la punta del mapa hasta la otra es en si mismo otra aventura en la que hemos de recorrer los mil kilómetros largos que nos separan. La calor omnipresente nos acompañó en todo el trayecto de casi 12 horas de duración. Piano piano se va lontano, al final, y con la ayuda de los propicios hados, entre los que seguro está nuestro "colega" Santiago llegamos cansados y dichosos a nuestras casas, con la mente llena de imágenes inolvidades y el saco de experiencias lleno hasta arriba.
El cuerpo físicamente agotado, pero el alma plena de sensaciones positivas.
Cosas del Camino, que no sabemos lo que tiene que cuando lo acabas ya estás pensando en volver.

Amanecer en Muxia, señal de nuevos caminos.

Conclusiones:
Datos del Camino 2013:
-  Distancia: 411,89 kms
-  Tiempo en movimiento: 41 h 51 min
- Tiempo detenido: 26 h 10 min
- Velocidad máxima: 62 kms/h
- Media movimiento: 10 kms/h
- Media total: 6 kms/h
- Ascenso total: 6831 m

Queremos aquí dejar nuestra valoración sobre el Camino de Invierno y dejar algunos consejos para otros que se decidan a hacerlo.
- El Camino de Invierno es precioso, va por lugares de especial belleza como son la Ribera del Sil y del Miño, sube hasta la ermita de O Faro, y por ello es duro, y por ende necesitado de una aceptable preparación física y mentalización en el sufrimiento, aunque por ello más aún bien vale la pena.
- Hay tramos en muy mal estado, pero practicables con esfuerzo y una gran dosis de precaución, ya que no estan exentos de peligro, sobre todo algunas bajadas muy pedregosas.
- Está en su mayoría bien señalizado, aunque nos hemos encontrado con bastantes cruces en las que las queridas flechas amarillas no estaban presentes, por lo QUE ES MÁS QUE ACONSEJABLE LLEVAR GPS CON UN TRACK QUE ESTÉ VERIFICADO.
- Echamos de menos un mantenimiento del camino, limpieza de vegetación y adecentamiento de tramos impracticables, algo de inversión por parte de los municipios y por las instituciones que correspondan..
- Consideramos que hay una gran carencia en albergues algo que no se puede consentir si se desea la "oficialidad" de este Camino de Invierno. Para los peregrinos de a pie salen etapas demasiado largas y sería bueno poder disponer de más sitios para hospedarse que abrieran el abanico de realización según posibilidades personales.
- Nos contaban en la Oficina del Peregrino de Santiago de Compostela que según constaba en sus datos, el año pasado 2012 solamente UN PEREGRINO había hecho el Camino de Invierno a pie y que en este 2013 eramos NOSOTROS los primeros. Estos datos dicen mucho sobre las posibilidades de hacerlo oficial, ¿no?, y refuerzan las valoraciones anteriores.

Track de nuestro Camino de Invierno y Costa da Morte 2012:

 
Fotos del Camino 2013:

No hay comentarios:

Buen Camino